martes, abril 15, 2008

No paréis


No os paréis ante mi tumba para llorar
porque aquí no me vais a encontrar,
Soy la fuerza del viento al soplar
y la luz blanca al nevar,
soy el sol sobre el maduro trigal
soy la lluvia suave y otoñal;
No os paréis ante mi tumba para llorar
porque ahí nunca pararé a descansar.

Etiquetas:

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dice...

Es un poema precioso

21/6/09 12:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Volver